Un proyecto de Dell, Intel y FAS lleva tecnología a casi 2000 personas en la Amazonia

Loading

El proyecto creado en colaboración con Dell Technologies con Intel y la Fundação Amazônia Sustentável (FAS) proporciona acceso a servicios a cerca de 1600 personas en la región de la Reserva de Desarrollo Sustentable del Río Amapá, cerca del municipio de Manicoré, en el interior del Amazonas. La unidad, Solar Community Hub (SCH), está situada en la comunidad de Boa Esperança, a 350 km de la capital, Manaos, y ofrece servicios de telesalud, monitoreo ambiental y propuestas educativas para niños, jóvenes y adultos centradas en la empleabilidad, la conectividad y la educación ambiental.

SCH funciona en su totalidad con energía solar y proporciona acceso a Internet, tecnología y servicios que han beneficiado directamente a alrededor de 420 personas en el último año. El proyecto benefició no solo a la comunidad de Boa Esperança (Amazonas), sino también a otras diez comunidades ribereñas, incluida una comunidad indígena formada por los pueblos Mura, Tenharim y Apurinã. SCH ofrece lo siguiente:

  • Acceso a conectividad, educación digital y cursos de formación complementaria orientados a la profesionalización de las comunidades ribereñas e indígenas locales;
  • Actividades de sensibilización ambiental dirigidas a niños, utilizando material educativo sobre la conservación de la biodiversidad.
  • Asistencia médica mediante telemedicina y capacitación de funcionarios de salud comunitarios.
  • Sistema de captación y filtrado de agua de lluvia para facilitar el acceso de la comunidad al agua potable.

“Creemos que el verdadero progreso comienza cuando utilizamos el poder de la tecnología para capacitar a las personas. Con SCH de Dell Technologies, hemos facilitado a la comunidad de Boa Esperança el acceso a los recursos y la infraestructura esenciales para afrontar sus desafíos más apremiantes en ámbitos vitales, como la educación, la salud y la protección del ambiente. Estamos orgullosos de formar parte de este proceso, ya que somos testigos directos del poder transformador de la tecnología, conectando parte de la Amazonia”, señaló Diego Puerta, presidente de Dell Technologies Brasil.

Además de educación, capacitación y salud, SCH también lleva a cabo actividades de monitoreo socioambiental. Para ello, FAS combina la geotecnología, la capacitación de jóvenes líderes y el compromiso comunitario a través de talleres sociales y participativos, y de capacitación, centrándose en la juventud de la comunidad. Las actividades de los monitores ambientales consisten en evaluar y monitorear imágenes satelitales (focos de calor y deforestación), plantaciones, producción agrícola y extractiva, y el uso de la madera en la reserva del Río Amapá. Los datos generados se utilizan para orientar la gestión y manejo de los recursos naturales.

En 2022, se capacitaron a siete jóvenes, encargados de monitorear 13.5 hectáreas de bosque nativo y 211 hectáreas de capoeira, mediante entrevistas y visitas a las comunidades de la región. A partir de la recopilación, análisis y verificación de datos y de las sesiones comunitarias en los territorios, las asociaciones comunitarias pueden presentar solicitudes formales a los organismos de inspección responsables.

Según Intel, el proyecto también concuerda con los objetivos para 2030 de la empresa, cuyos desafíos son involucrar a industrias, gobiernos y comunidades para revolucionar la salud y la seguridad con tecnología; hacer que la tecnología sea totalmente inclusiva y ampliar la preparación digital.

“Queremos mejorar el mundo con la tecnología. Y eso es exactamente lo que estamos haciendo en SCH”, afirma Claudia Muchaluat, directora general de Intel Brasil. “Nuestro objetivo como empresa es crear un mundo más responsable, inclusivo y sostenible a través de las tecnologías. Estoy muy orgullosa del trabajo en equipo que ha implicado el desarrollo de SCH, así como del impacto positivo que ha tenido en la comunidad local. Esta labor es la prueba fehaciente de que estamos superando barreras, incluidas las geográficas, para llevar tecnología e innovación a niños y jóvenes”, agrega la ejecutiva.

“Sin dejar de mencionar la increíble colaboración con Dell, nuestro socio desde hace años en todo lo relacionado con mejorar la vida de las personas a través de la tecnología, que fue fundamental en este proyecto junto con FAS. Creo que lo que vemos hoy aquí demuestra la importancia de trabajar con todo el ecosistema por una misma causa”, concluye.

Según FAS, las actividades que SCH brinda a los beneficiarios concuerdan con el enfoque sistémico del territorio que lleva a cabo la fundación, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las poblaciones amazónicas. Por ejemplo, a lo largo del proyecto, ya se han impartido 778 horas de capacitación a jóvenes y adultos en el ámbito de la educación para la empleabilidad. En el ámbito de los servicios de telesalud, entre julio de 2021 y diciembre de 2022, se realizaron más de 260 consultas y se administraron 126 dosis de la vacuna contra la COVID-19.

“La implementación de SCH en una comunidad ha sido una experiencia fantástica, ya que ha proporcionado un lugar para la educación y la atención médica, y también ha creado un vínculo con otros lugares de Brasil y del mundo”, destaca Valcléia Solidade, superintendente de Desarrollo Sostenible de Comunidades de FAS. “Este proyecto estará beneficiando a todos, desde niños hasta adultos, y tenemos el deseo de ampliarlo a otras localidades, dado su notable éxito. Su relevancia para la vida comunitaria es inmensa, ya que proporciona acceso al conocimiento, facilita la conexión entre comunidades y garantiza el acceso a la información, lo que es especialmente significativo cuando se trata de zonas remotas de la Amazonia”.

El proyecto cuenta también con Computer Aid International, Microsoft, como entidad que apoya el ámbito educativo, y con la asistencia del gobierno del estado de Amazonas, a través de la Secretaría de Estado del Medioambiente (Sema) y del municipio de Manicoré.

Solar Hub

Solar Hub de Dell Technologies se basa en el éxito de los laboratorios solares de aprendizaje a nivel mundial de Dell, en colaboración con Computer Aid International. Esta unidad busca abordar la inclusión digital a escala para grupos desatendidos y subrepresentados en todo el mundo, de acuerdo con el objetivo de Dell de utilizar su tecnología y escala para fomentar iniciativas de salud, educación y oportunidades económicas para ofrecer resultados duraderos a mil millones de personas para 2030.

Cada unidad SCH de Dell Technologies se crea en colaboración con Computer Aid International y socios locales sin fines de lucro para desarrollar e impartir los programas más necesarios para la comunidad, como alfabetización digital, habilidades y capacitación profesional, salud e incluso conservación del medioambiente.

SCH utiliza dos contenedores de transporte conectados que pueden transformarse en espacios para prácticas educativas y de salud, o talleres. En el caso de la educación, cada salón cuenta con una combinación de energía solar, tecnología Dell Wyse de bajo consumo y servidores refrigerados por aire, lo que proporciona acceso a la tecnología y conectividad a Internet en zonas remotas donde el acceso a la electricidad es limitado (si es que existe).

Dell Technologies tiene una alianza con Computer Aid International desde 2013. En la actualidad hay 27 SCH en países como Brasil, Colombia, Kenia, Marruecos, México, Nigeria y Sudáfrica. Pronto se pondrán en marcha en Australia y Egipto. Además de los modelos fijos, se han introducido seis SCH móviles en la India y 12 centros de conectividad portátiles en la región comprendida entre Polonia, Rumanía y Ucrania en 2022. En total, SCH ha tenido un impacto en más de 921 000 personas en todo el mundo, excepto los centros de conectividad portátiles.

Mantente conectado a nuestra revista Channel News Perú, haciendo clic aquí y suscribiéndote a nuestro newsletter para contenido de valor diario.

Notas Relacionadas