Prometedor crecimiento de los servicios de TIC desde los operadores de telecom en el Perú

 23,287 Visitas Totales,  26 Visitas Hoy

Los operadores de telecomunicación se han transformado y ahora están apuntando al desarrollo de soluciones TIC adaptadas para las necesidades de los diferentes verticales del mercado peruano. Carlos Huamán Tomecich, CEO de DN Consultores, compartió con nosotros interesante data y la perspectiva del sector y los operadores como gestores de servicios estratégicos para la transformación digital.

¿Cuáles son las áreas de trabajo y rubros más recurrentes en la demanda de servicios TIC en años recientes?

Muy nítidamente, desde la pandemia se ha consolidado la demanda por servicios de internet móvil y fijo de alta velocidad y capacidad. En términos prácticos significa internet móvil basado en tecnología 4G, con planes tarifarios que no tienen 2 GB, sino hasta 20 y más gigabytes de capacidad cada vez. Esto era algo que hace 3 años no veíamos y menos hace 5. Podría decir que, en el agregado del mercado, el gran promedio es 10 GB, cuando hace 5 años era de 1 GB de descarga. El pospago supera los 15 GB por mes y el prepago está con un promedio de 10 GB. El servicio basado en streaming está creciendo con contenidos cada vez más incorporados en tecnología cotidiana, sobre todo aplicaciones basadas en video que consumen más tráfico de red.

En servicio fijo existe un crecimiento con servicios basados en fibra óptica, porque las velocidades demandadas en los hogares están creciendo. El año pasado cerró en 60 mb por segundo, este año se está aproximando a los 100 mb. Considerando que hace 5 años estábamos en 10 mb en promedio, el acceso a internet de alta velocidad y capacidad se ha ido consolidando, debiera ser una referencia para lo que se viene pronto, que es la masificación de la fibra óptica. Ahora solo el 10 % de hogares en el Perú cuentan con ella y el promedio en América Latina es del 30 %, hay más por crecer. En el caso del móvil, dentro de dos años veremos servicios basados en 5G.

¿Qué mercados verticales y tamaños de empresa tienen hoy mayor demanda hacia los operadores en estos mismos servicios de TIC?

El crecimiento que mencioné es transversal, ocurre a nivel de todos los niveles económicos y tamaños de empresa. Sirve para distinguir qué forma toma el crecimiento, las empresas más grandes significan una creciente convergencia a la que existía en servicios basados en conectividad y TI que se traduce no solo en servicios basados en nube sino de capa superior, donde se han vuelto comunes y en cada vertical se dan soluciones a medida. ¿En cuáles podemos reconocer un crecimiento distintivo? Lo que ocurre en el mercado no es más que un reflejo de lo que ocurre en la economía en conjunto, existe una prominencia de sectores primarios, minería, oil & gas, industria. Aquí existe un apetito intenso por la adopción de mejoras tecnológicas, velocidad de proceso, etc., y son conocidos los casos de minería que usan el internet de las cosas (IoT) para la mejora de procesos en la cadena de producción minera, y que ha tenido un impacto positivo. Sabemos que Perú se está consolidando este año como primer productor de arándanos. Para ser competitivo a nivel global, hay que ir más allá de las tierras, hay que estar al día con la tecnología, con empresas corporativas y verticales, va por ahí. Algo importante: los operadores están trabajando en soluciones a medida, lo que implica que no se limitan a vender conectividad, sino que tienen que desarrollar experticia para estas cadenas de valor y así encajar en la necesidad de ellos. Esto por el lado corporativo y áreas primarias. También los early adopters, que son los servicios financieros que han incorporado más aspectos para los usuarios de diversos sectores.

En las pyme tienes un crecimiento significativo en el consumo de la tecnología como tal, sin consumo suficiente de soluciones de TI, pero hay una manifestación en el consumo de conectividad que está ayudando a la adopción de una cultura híbrida.

En esta perspectiva tan alentadora, seguramente también están participando lo que se evidenció mucho en la pandemia y son los sectores educación y salud. ¿Has observado alguna actitud de emprendimiento mayor de alguna forma que se traslade a esos sectores en este país?

Cuando hablamos hay que distinguir entre privado y público, por sus dinámicas. En el privado los presupuestos para tecnología han crecido y los servicios brindados por las instituciones educativas han fortalecido las plataformas tecnológicas que brindan a sus estudiantes y permiten la educación híbrida y una serie de tareas y proyectos que el estudiante desarrolla de forma virtual. Existen muchos de ellos porque hay una gran demanda. Las universidades van identificando cómo se van beneficiando en sus procesos educativos. Incluso tienen un alcance de estudiantes geográficamente más extenso. Luego del impacto que representó la pandemia lo siguen haciendo y lo están incorporando cada vez más. Lo que veremos es esa incorporación de elementos digitales en la propuesta de valor que las entidades brinden.

El caso público es delicado porque la velocidad no se acerca a lo que mencionamos en lo privado. Hubo un consumo fuerte en la pandemia porque cada hogar buscó una solución de conectividad y en el ámbito rural significó acudir a clases en dispositivos móviles, pero pasando la pandemia el uso de internet se ha reducido a un nivel bastante mínimo. No estamos viendo un aprovechamiento que los recursos pueden brindar a la educación.

En salud es similar, las clínicas buscan soluciones híbridas dependiendo del tratamiento médico correspondiente. Esto es más evidente en el impacto de la pandemia en el sector educación.

¿Cómo ves la política de las alianzas estratégicas con los Canales de IT?

Ahora estamos en pleno proceso de desarrollo, los modelos de negocio no están consolidados. Dadas las enormes infraestructuras que estos servicios representan, las alianzas, vínculos y cooperaciones están cada vez más establecidas. De qué depende la forma que toman estas colaboraciones y la sostenibilidad, que integren competencias que sean excluyentes, que entre las partes se reconozca lo que uno tiene y otro no. Una tendencia que observamos en la conectividad digital es que las infraestructuras móviles y fijas no son propiedad de los operadores, sino que existen empresas de infraestructura y los operadores la utilizan a través del arrendamiento. De esta manera sustituyen CAPEX por OPEX, y en los últimos años en telecom está consolidándose. Hace una década era impensable, el operador móvil respondía a la robustez de su infraestructura móvil y hoy está siendo desafiado, están muy alertas a las nuevas formas de sinergias. Es algo que está establecido, las empresas lo reconocen de forma explícita y están abiertas a estas formas que puedan tomar las alianzas.

Mantente conectado a nuestra revista Channel News Perú, haciendo clic aquí y suscribiéndote a nuestro newsletter para contenido de valor diario

Notas Relacionadas