• Jun 28, 2022

Educación y Tecnología en el 2022: retos y desafíos en el Perú (Parte I)

 Educación y Tecnología en el 2022: retos y desafíos en el Perú (Parte I)

No queda duda que con la llegada de la pandemia y la aparición del covid-19 en el 2020 se han producido graves consecuencias para algunos sectores en los países de América Latina, algunas que todavía requieren respuestas inmediatas.

De hecho, durante el año de la pandemia, Jaime Saavedra, director global de Educación del Banco Mundial, apuntó que más de 1.600 millones de niños y jóvenes dejaron de asistir ese año a la escuela producto del covid-19, asegurando que el mundo ya enfrentaba “una crisis global de aprendizaje”.

Y aunque este panorama no es muy alentador, las iniciativas educativas en la región comenzaron a emerger. Por ejemplo, en Perú se implementó el programa “Aprendo en Casa”, con el objetivo de, en medio del confinamiento, continuar con el desarrollo de las clases de educación de manera remota. A pesar de haber sido una medida oportuna, dejó ver las limitaciones y brechas, de diferente orden y magnitud, del sistema educativo peruano.

Y no es para menos, en una encuesta publicada el pasado octubre de 2021 por Ipsos Apoyo, 58% de las personas encuestadas consideran que la educación en Perú es mala, el 29% la considera regular, y tan solo un 12% dice que es buena.

Los principales deficiencia educativa reflejados en este estudio aluden a la falta de capacitación de los profesores (66%), la falta de tecnología (35%), la falta de materiales y útiles para enseñar (33%), el contenido de los programas de estudios (31%), y el bullying (29%).

Además, el país ha atravesado recientemente por diversas crisis que ha afectado el desarrollo educativo. En el 2021, el sector Educación tuvo cuatro ministros: Ricardo Cuenca (gobierno de Francisco Sagasti), Juan Cadillo León, Carlos Gallardo y Rosendo Serna (del gobierno de Pedro Castillo). Además, tan solamente en cinco meses de gestión de este nuevo gobierno, la inestabilidad y los cuestionamientos del sector han sido muchos: desde las críticas por no iniciar el retorno a la presencialidad y el escándalo de la prueba de nombramiento docente, el cual ocasionó la censura del ministro.

Pese a la circunstancia, el mes de noviembre, de acuerdo con información entregada por el Ministerio de Educación, 180 escuelas en Lima Metropolitana habían retornado a la semipresencialidad. Esto como parte de la “Movilización social por un retorno seguro a la escuela” y de la campaña “La promo vuelve al cole”. Sin embargo, la cifra confirma que hay un gran número de escuelas, universidades e institutos – públicos y privados – que siguen sin retornar a las aulas.

Frente a este panorama, es importante resaltar que a estas alturas, el regreso a clases debe tomarse como una prioridad, sobre todo por la necesidad pedagógica comprobada. En un webinar realizado por el Diario La República, y que contó con la participación de la exviceministra de Gestión Pedagógica del Ministerio de Educación, Patricia Andrade, se dijo que los estudiantes deben retornar ya a las aulas, sobre todo porque no han tenido las mismas oportunidades y accesos para participar en las clases virtuales.

Un punto en el que coincidieron durante la conversación es que los niños y niñas, más en la etapa inicial de educación, están en un proceso de interacción personal, por lo que necesitan mirarse, hablarse, encontrarse y aprender a convivir.

Por supuesto, el regreso a clase no será de una manera apresurada y arbitraria. Hay procesos sanitarios que deben seguirse, y que todavía es necesario mantener ciertas normas dentro de un salón de clase, que es un espacio cerrado. Lo mismo ocurre con el trabajo. El retorno será progresivo. Por ejemplo, el distanciamiento debe mantenerse. Lo que antes conocíamos como una oficia llena de personal, o un salón con hasta 40 estudiantes, ya no existirá. Al menos no en los próximos meses. Hay que mirar ahora la educación o el trabajo como modelos híbridos, que permitan no solo la interacción indispensable y necesaria de las personas, sino también la incorporación de un componente importante, como lo es la tecnología, para lograr las metas educativas o de la organización.

El futuro será híbrido, para las aulas o las oficinas. Al menos así lo plantea en este estudio de 2021 McKinsey & Company, una consultora estratégica global, en él se evidencia que la mayoría de empleados prefiere un modelo de trabajo más flexible.

Perú: la brecha de la educación y la tecnología

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) 2020, que se realizó en el primer trimestre de ese año, el 60.3% de la población de seis años y más ha hecho uso de internet. Comparado con el 2010, el acceso había crecido en casi un 30%. Sin embargo, el estudio refleja que este acceso se da fuera del hogar. El estudio indica que solo el 40,1% de los hogares tiene conexión de internet en sus viviendas.

Si bien el Estudio Regional Comparativo Explicativo (ERCE 2019), la cuarta versión que mide los logros de aprendizaje de estudiantes de sistemas educativos de América Latina y el Caribe, establece que ha habido algunos avances significativos en Perú en temas educativos, todavía se requiere un mayor esfuerzo para lograr la igualdad.

Es aquí donde las iniciativas de organizaciones privadas, en conjunto con las públicas, pueden impulsar un mayor impacto, acortando la brecha y generando las inversiones, acuerdos y aportes para lograr la superación y democratizar las oportunidades.

Para citar un nivel de carencia y demanda en nuestro sector de TIC, Abby Daniell, gerente de Desarrollo de Negocios del Sector Público para Latam de AWS, afirma: “para nosotros, la educación es una prioridad, hemos desarrollado programas para enfrentar esta brecha de la demanda de personas calificadas en tecnología con la cantidad que están calificados”.

A través de su programa AWS Educate, una plataforma gratuita en línea, trabajan con universidades, entre ellas la Universidad Tecnológica, la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Continental, y hoy en día cuentan con más de cinco mil estudiantes que están usando esta plataforma.

Daniell menciona que la pandemia dejó grandes brechas por cerrar. “Las mujeres fueron más impactadas por la pérdida del empleo que los hombres”. Para tratar de cerrar la desigualdad, desde AWS impulsaron cursos para mujeres y personas con menor representación, reunidos en el programa Habilidades Tech. “Aquí capacitamos a las mujeres en cinco semanas para prepararlas para que tomen los exámenes de certificación”, explica.

Para Álvaro Santa María, general manager para Perú, Ecuador y Bolivia de IBM, el covid-19 no solo permitió acelerar la transformación digital de las empresas, sino que también para ellos, como organización, les ha permitido impulsar la capacitación en línea de más de 130 millones de personas en todo el mundo.

“En nuestro esfuerzo por capacitar a más personas, hemos firmado alianzas con más de 170 instituciones educativas para llevarles los recursos y plataformas que tiene IBM. Hemos visto como se ha acelerado el desarrollo de plataformas de estos mercados y estamos para apoyarlos”, señala Santa María.

El ejecutivo explica que previo a la pandemia, el sector educativo nada más utilizaba un 10% de recursos virtuales, mientras que el 90% restante apelaba a la presencialidad. Sin embargo, la transformación que se está viviendo aumentó la demanda no solamente para seguir un curso, sino para gestionar la educación completa desde casa y con acceso 24/7.

“La autoeducación se aceleró mucho. Tanto instituciones educativas como empresas, en este caso IBM, pusieron a disposición plataformas con recursos para diferentes públicos, desde estudiantes y profesores hasta profesionales”, comenta Santa María.

¿Cómo avanza la educación tecnológica?

Grandes empresas tecnológicas como Amazon o IBM tuvieron que reforzar sus programas, y si bien venían impulsando una capacitación remota, afirmaron aún más sus programas para abrir más oportunidades a las personas, desarrollando desde habilidades blandas hasta tecnológicas.

“Nuestra estrategia es ayudar a la población, a las entidades educativas y a los profesores. Buscamos cerrar la brecha que existe en la actualidad en empleos tecnológicos y darle a las personas las habilidades que se buscan en el mercado”, agregó en sus declaraciones Santa María.

Daniell, manifiesta una política similar desde AWS. “Nosotros tenemos varios cursos dirigidos para ayudar a las personas a aprender de cloud computing. Tenemos cursos oficiales para el sector salud o el sector financiero. Apoyamos a los estudiantes y profesores con su capacitación. Hay una necesidad de poder hacer analítica de datos, internet de las cosas, entre otros, y los estamos apoyando con nuestros programas”, explica.

AWS cuenta con un programa de datos abiertos que pone a disposición del público a nivel global y de forma gratuita.

Además, Amazon tiene el objetivo de acortar la brecha en los países de la región. “El acceso a la tecnología es un desafío importante y nosotros hemos estado trabajando con los países y diferentes entes para poder aportar a la conectividad de los estudiantes en zonas rurales o en áreas con menos conexión”, explica Daniell. Desde la organización han apoyado a diferentes startups con soluciones a través de aplicaciones móviles, debido a que la penetración de smartphones en los países donde a veces no hay una transmisión de datos de un amplio ancho de banda a través de una conexión a Internet de alta velocidad, la necesidad es mayor.

Alianzas para una mejor educación

Un punto relevante que ha permitido impulsar la educación en el país han sido las alianzas y el desarrollo de proyectos. Por ejemplo, el Banco de Desarrollo de América Latina – CAF, apoyó al país en la modernización de los corredores logísticos departamentales mediante su fortalecimiento con un aporte de USD 373 millones, además de USD 1.050 millones que ha otorgado para mitigar los efectos de la pandemia.

Desde IBM y AWS también han llevado a cabo alianzas con el sector público, lo que ha permitido impulsar la especialización en centros educativos escolares y universitarios en el país.

“Nosotros tenemos un gran conocimiento desarrollado a lo largo de los años, y que tradicionalmente fue de uso interno. Ahora estamos desarrollando alianzas con instituciones educativas, porque son ellas las que llevan este conocimiento a la población”, indica Santa María de IBM.

“Para Amazon Web Service las alianzas son importantes. Porque se trata de una combinación de empresa privada, gobierno e instituciones educativas. Además de las universidades que mencioné, nos hemos acercado a Senati, estamos trabajando con el programa AWS Educate. También tenemos casos de éxito en Colombia. Nuestro objetivo es brindar capacitaciones a las y los ciudadanos que tal vez no están matriculados en una universidad”, explica Daniell.

Nuevas herramientas para la educación de hoy


El sector educación ha asumido desafíos de transformación y adaptación desde el 2020 cuando se dictaminó el aislamiento social obligatorio. Para 2021 la innovación y las tendencias siguieron hacia una mayor adaptación de herramientas tecnológicas que permitan una educación n pandemia y pospandemia.

Por parte del ejecutivo nacional existe el Proyecto Educativo Nacional PEN 2036, un proyecto que cuenta con cuatro propósitos: Vida ciudadana, que aspira a que todas las personas convivan y ejerzan su libertad y responsabilidad de modo que logren desarrollarse y ayuden a alcanzar un país más justo; Inclusión y Equidad, con el que se busca generar igualdad de oportunidades educativas sin ningún tipo de discriminación; Bienestar Socioemocional, con el que pretende contribuir a que alcancemos una vida emocionalmente saludable; y Productividad, Prosperidad, Investigación y Sostenibilidad, que aspira a que todas las experiencias educativas proporcionen herramientas para desarrollar productiva y sosteniblemente las labores que elijamos realizar, que contribuyan con el desarrollo local y nacional, y que consideren la incorporación de la investigación y la innovación científica.

A nivel de las universidades e instituciones de educación superior se percibe una política institucional de compromiso con la innovación, no solo dar continuidad a la educación en una nueva realidad con sistema híbrido, sino también para proyectar una educación a distancia mucho más organizada y meditada desde el ámbito pedagógico-tecnológico, pensando en un nuevo concepto de educación virtual de ser necesario.

En este contexto, en la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) se ha implementado las aulas Hyflex, un concepto que nace de los términos: híbrida y flexible, para que los estudiantes puedan escoger si asisten a clase de forma presencial o remota. Lo novedoso de este sistema es que las sesiones se pueden grabar y subir a la nube, garantizando un acceso a la información en cualquier momento, para que el estudiante no pierda el contenido, teniendo la libertad de elección de cuándo acceder y desde dónde hacerlo.

Gelkin Pulido Ruíz, gerente de E-learning de la Corporación Educativa USIL, dice que para la educación en las aulas Hyflex la tecnología y la metodología debe ir apalancada por la continuidad académica. “Aunque lo hagas por la virtualidad, la presencialidad, o la semipresencialidad, lo fundamental es que el alumno no deje de tener acceso esté donde esté, sea cual sea la situación. Ese es el principio, mantener la continuidad académica, ligado a las metodologías existentes”, indica.

El objetivo de esta innovación educativa es seguir fortaleciendo las capacidades en ciencia, tecnología, matemática e ingeniería (educación STEM, por sus siglas en inglés), y que tiene que ver con el aprendizaje para la vida que también fomenta el conocimiento como la programación, la robótica, nuevos lenguajes, la innovación permanente y promueve la empleabilidad.

Uno de sus objetivos es seguir impulsando la tecnología, potenciando las capacidades de trabajo en equipo y el liderazgo, skills que tienen que ver con el relacionamiento y la tecnología para este 2022. “Estos son elementos importantes que deben enrolarse en el colegio. La ciudadanía digital no se está atendiendo y debe enfocarse en nuevos valores, tiene que ver con el día a día, cómo participas y coexistes en el entorno inmediato, y cuándo lo llevamos al entorno técnico y de pregrado, para ver aspectos como la importancia del emprendimiento, porque ahora quieren ser sus propios jefes”.

Una experiencia similar está ocurriendo en la Universidad Tecnológica UTEC. Silvia Lavandera, directora del Centro de Excelencia en Enseñanza y Aprendizaje (CE2A) de la institución, considera que es necesario que los colegios e instituciones educativas superiores integren propuestas tecnopedagógicas para crear escenarios de aprendizaje en el que el docente pueda generar una experiencia consistente, tanto a los estudiantes que están dentro del aula como para aquellos que están fuera de ella.

En Perú ya se están implementando espacios interactivos para una experiencia educativa blended. Un ejemplo de esto son las aulas híbridas implementadas en UTEC durante el año de la pandemia y que han servido para diseñar actividades de aprendizaje innovadoras, contando con orientación y asistencia en el uso de tecnologías formativas.

En este contexto, donde existe un notable y cotidiano avance global de las tecnologías, es un desafío que el Canal de Distribución y los fabricantes asuman este concepto para involucrarse adecuadamente con el tema educativo desde la pedagogía y el proceso de aprendizaje. En principio, para proyectar las próximas acciones a seguir para consolidar sus ventas y presentación de nuevos productos, soluciones y servicios, además, de desarrollar una política con innovación y el desarrollo de las personas y las instituciones y los países. Es el Canal, junto a los propios fabricantes, en un trabajo consultivo y dinámico con todos los actores participantes, los que pueden traer las mejores propuestas innovadoras a través de los portafolios especializados para el sector educación, lo que permitiría consolidar el camino hacia la competitividad de las tecnologías de la información y comunicación con la educación, marcando un precedente para el futuro del sector en el país.

En línea con esto, el Banco de Desarrollo de América Latina junto al Centro de la Cuarta Revolución Industrial e Intel, realizó el informe “Hacia una agenda integral de la adopción de las tecnologías para el aprendizaje 4.0 en América Latina”, en el que presentan un acertado panorama de la educación, así como una caja de herramientas con diferentes niveles de complejidad e impacto para implementar. El estudio planea cuatro ámbitos principales: “la estimación de la brecha de inversión existente hoy en educación; la identificación de los requisitos y fuentes de financiamiento de los programas de educación; evaluación del impacto y resultados de los programas educativos de los distintos países; y el desarrollo de diseños pedagógicos para la adopción de tecnologías 4.0”.

El estudio plantea que la brecha de inversión en educación en la región debe todavía incorporar en su estimación no solo el requerimiento de capital en conectividad y dispositivos, sino igualmente los componentes de costo que aseguran una mirada integral del análisis. ¿Cuáles son estos elementos o componentes? La CAF plantea el desarrollo de programas integrales de educación virtual; equipamiento; autoevaluación; formación docente; soporte técnico; y conectividad.

¿Cómo mejorar el desempeño de la educación en el país?

El ERCE 2019, un estudio que se realiza desde el 2019 en 16 países de América Latina y el Caribe, y que fue divulgado recientemente por la UNESCO, plantea seis factores indispensables a tomar en cuenta para mejorar el desempeño de la educación.

El primer aspecto apunta a compensar la desigualdad, un factor que ha sido la gran cuenta pendiente, sobre todo después de la pandemia. En este punto se confirma que las escuelas no están cumpliendo con el rol de igualar oportunidades, y algunas están reproduciendo una desventaja que ya traen los estudiantes.

Plantea también la tarea central de formar y valorar a los docentes. Se debe apostar por la formación, capacitación y acompañamiento de los directores de las instituciones educativas con la finalidad de fortalecer su liderazgo pedagógico.

Durante la pandemia, los padres y madres tomaron un papel importante en el proceso educativo. Es por ello que el ERCE 2019 plantea que es necesario ayudar a los padres a ayudar. ¿Cómo hacerlo? A través de jornadas para encuentros con padres de familia en las que reciben capacitación y orientación de cómo ayudar a sus hijos e hijas para mejorar sus aprendizajes.ß

El estudio señala también que es relevante sentar las bases y promover la relevancia de la educación preescolar, porque esta cumple la función de estimular a los niños en una etapa crucial en el desarrollo de su cerebro y el de su socialización.

Otro aspecto es el tener un propósito para la inversión. Según datos del Banco Mundial, el gasto público en educación como porcentaje del PIB en el Perú fue de 5,4% en el 2019. Sin embargo, la inversión por sí sola no es una solución. Hay que aplicar ciencia y tecnología para que el proceso educativo tenga resultados.

Finalmente, indica que ahora el mundo se encuentra en una carrera contra el tiempo. Hay que recuperar a los niños y niñas después de la pandemia. El covid-19 paralizó los sistemas educativos y afectó a más 1600 millones de estudiantes. A pesar de las oportunidades de aprendizaje remoto, la calidad y el alcance de las iniciativas variaban mucho. En el nuevo informe denominado “El estado de la crisis educativa mundial: un camino hacia la recuperación”, se evidencian los impactos del cierre de las escuelas para los niños mostrando que las pérdidas de aprendizaje son sustanciales.

Sin embargo, el informe muestra oportunidades optimistas para los países quienes tienen ahora la capacidad de impulsar la aceleración de la recuperación del aprendizaje, haciendo que las escuelas e instituciones sean más eficientes, equitativas y resilientes, aprovechando las inversiones realizadas-proyectadas y las lecciones aprendidas durante la crisis.

Mantente conectado a nuestra revista Channel News Perú, haciendo clic aquí y suscribiéndote a nuestro newsletter para contenido de valor diario.

Coordinador

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.