• Jul 6, 2020

Expertos en Red Hat tienen el trabajo asegurado

 Expertos en Red Hat tienen el trabajo asegurado

¿Qué tienen en común el Gobierno del Estado de Jalisco en México, la provincia de Columbia Británica en Canadá y el Conservador de Bienes Raíces de Santiago? Todos son ejemplos del uso de sistemas informáticos basados en tecnología de la empresa Red Hat, gigante de lo que se conoce como código abierto (open source) y que el año pasado fue comprada por IBM en la fríolera de 34 mil millones de dólares.

¿En qué consiste el código abierto? “Es tecnología de uso público”, explica Daniel Castro, gerente de entrenamiento de Red Hat Chile. “Hay muchos informáticos en el mundo que van desarrollando, sobre las plataformas que ya existen, nuevos módulos. Luego Red Hat los toma y genera un modelo de negocios, los vende a grandes compañías y empresas que estén interesadas en una plataforma puntual, entregando el soporte y la seguridad”, agrega.

Hoy los especialistas que manejan el código abierto son muy demandados, ante la urgencia por levantar distintas plataformas para apoyar los procesos internos de muchas compañías, particularmente de forma remota.

En 2022, las nuevas tecnologías crearán más empleos de los que ...

Red Hat tiene abiertos ocho cursos gratuitos para recibir una primera pincelada de su tecnología. Pueden revisarse en su página (https://bit.ly/3gq3msB). “Son cursos introductorios que dan una visión general. Están orientados principalmente a ingenieros civiles informáticos, desarrolladores web y operadores del área tecnología de la información”, detalla Castro.

Luego de conocer la especialidad, los interesados en certificarse pueden tomar el respectivo curso, más largo, que cuesta entre 1.000 y 2.500 dólares.

También tienen hasta el 30 de junio un curso completo gratuito DO 101 (https://red.ht/3en7iZq), que abarca el diseño de aplicaciones OpenShift, o en la nube. “Dura alrededor de 30 horas, con horas de laboratorio incluidas. Más que enseñar la parte teórica, enseña a utilizar esta tecnología”, destaca Castro.

Software abierto

Dagma Pearce, director de Ingeniería Civil Informática de la Universidad San Sebastián (USS), aclara que un software cerrado se utiliza tal como viene de fábrica. El código abierto, al contrario, permite ocupar desarrollos que ya existen y adaptarlos.

“Como es código abierto, significa que los códigos son traspasados a otras personas y puede ser ajustables a nivel usuario, dependiendo de las necesidades que tenga. El informático lo utiliza a la medida de la organización”, agrega.

Sobre las certificaciones, dice que cada día se valoran más en el mundo tecnológico. “Es un grado de confiabilidad a nivel internacional que la persona que está sacando esa certificación cumple con los procedimientos estándar, protocolos y normas de calidad necesarias”, explica.

“Es diferente a un magíster, porque una certificación es más rigurosa en términos de la calidad del conocimiento. Además, es internacional, validada en cualquier parte del mundo, distinto a un diplomado”, señala.

Hay que tomar en cuenta que las certificaciones tienen una fecha de expiración. “Duran dos o tres años, porque para efectos prácticos cada día se van implementando nuevas tecnologías, se van mejorando”, indica Pearce.

Nuevos campos

Andrés del Alcázar, subdirector de la Escuela Tecnología de la Información y Comunicaciones AIEP, confirma que los sistemas de los códigos abierto hoy son muy populares en la gestión de empresas.

“Muchas veces los usuarios prefieren estas plataformas que aquellas de pago, claramente por un tema de que los costos son muy bajos y además está liberado el código, con lo que los usuarios más avanzados pueden hacer sus propios ajustes en la plataforma”, comenta.

Coincide en que las certificaciones son fundamentales. “Son elementos diferenciadores a la hora de buscar trabajo, o para poder desempeñarse de manera autónoma y realizar cualquier tipo de actividad. Mientras más credenciales tengas, y que sean validadas por la industria, te dan un mayor realce como profesional”, asegura.

Vale la pena certificarse, indica. “Especialmente para los profesionales del área tecnológica siempre van a ser bienvenidas, porque te están actualizando y te están abriendo nuevos campos en los cuales a lo mejor no tenías pensado irte por esta línea”, comenta.

Hacer carrera Hay profesionales que tienen múltiples certificaciones, explica Rodrigo Herrera, director ejecutivo de la consultora B2B Trust. “Certificarse hoy sigue siendo muy importante en la validación de competencias claves realizadas por proveedores de clase mundial, como Microsoft, Google, AWS, IBM/Red Hat, entre otras”, señala. Incluso es posible realizar una carrera en base a certificaciones. “No es fácil decidir por cual partir, pero saber que a la larga tendrá que realizar tracks de certificación en varias marcas y crear un ‘músculo’ de autoestudio avanzado”, concluye.

Coordinador

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *