Inteligencia de datos: clave para impulsar la industria de alimentación

Inteligencia de datos: clave para impulsar la industria de alimentación

El 16 de octubre se celebra el Día Internacional de la Alimentación, que nos sirve para recordar que, alrededor del mundo, cerca de 800 millones de personas padecen hambre hoy en día (datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO). Estas cifras revelan las dificultades de acceso a los alimentos que aún se vive en buena parte del mundo, así como la necesidad de establecer mejores políticas nutricionales en la población.

En este marco, diversos actores de la sociedad han puesto en marcha un gran número de iniciativas para disminuir estos problemas en la población. Desde programas y campañas integrales de nutrición, hasta inversiones millonarias en proyectos de agricultura que puedan abatir el rezago alimenticio. No obstante esto, quizás la respuesta para obtener un cambio trascendente en este problema se encuentre en la Industria 4.0.

Tecnología y alimentos

Debido a retos como el cambio climático –que amenaza con reducir tanto la calidad como la cantidad de los cultivos– así como la escasez de agua y la poca variedad de alimentos –de las 6 mil especies de plantas aptas para cultivo, solo ocho aportan más del 50% de nuestras calorías diarias–, empresas y organizaciones han volteado hacia la tecnología para mejorar y diversificar sus procesos, a fin de producir más y mejores alimentos.

Desde la implementación de máquinas más eficientes para recolección de cultivos, empleo de menores recursos para la cosecha y, hasta el uso de biotecnología para incrementar la producción, la tecnología se encuentra presente en cada paso de los procesos industriales de alimentos.

Inteligencia de datos para los alimentos

Sin embargo, un paso más adelante en este proceso de mejora constante se encuentra en la inteligencia de datos. La también conocida data intelligence es una de las herramientas más útiles para hacer más eficiente los procesos de producción y tener visibilidad sobre cualquier operación industrial.

La creciente disponibilidad y aprovechamiento de datos en las operaciones de la industria de alimentos y bebidas representa un parteaguas y una aproximación disruptiva, que permite obtener datos, información e insights que ayuden a mejorar la calidad de los productos, promover las sostenibilidad ambiental y mejorar la optimización de activos.

Es decir, con mayor control, visibilidad y acceso a información sobre los procesos productivos, se puede saber con precisión qué se puede mejorar, qué partes representan un riesgo y, eventualmente, recortar pérdidas y desperdicios que son inherentes al proceso.

Un caso representativo se encuentra en Tyson Foods, corporación multinacional que exporta anualmente el mayor porcentaje de carne de res desde Estados Unidos hacia el mundo, y que en el año 2016 decidió implementar el PI System de OSIsoft para obtener visibilidad sobre el procesamiento de más de 68 millones de kilos de salchichas. Gracias al control de la temperatura y la velocidad de flujo, lograron controlar el peso de cada paquete y mejorar el rendimiento hasta en un 0.1%, que si bien no parece mucho, representa una producción de 65 millones de salchichas en 6 meses.

Por su parte, Kellogg’s, compañía multinacional agroalimentaria con más de 100 años de experiencia en la elaboración de alimentos para el desayuno, comenzó a recopilar datos en 2015 a través del PI System de OSIsoft para saber específicamente las condiciones de los alimentos en su proceso de elaboración. Como resultado, los incidentes disminuyeron un 64% y el porcentaje de  productos rechazados cayó un 73%, lo cual redujo, en su conjunto, el desperdicio de alimentos.

Este par de casos son un claro ejemplo de cómo la tecnología, a través de la generación de insights poderosos y de valor, puede transformar los procesos y mejorar la cadena de producción en la industria de alimentos. Esto, a su vez, forma parte del proceso de control y generación de recursos que ayuden a combatir la pobreza alimentaria en el mundo. En la medida en que las empresas de este sector se unan a estas prácticas, llegar a la meta será algo más asequible.

Comments

comments

Google+ Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*