¿Cómo establecer una infraestructura de TI que se adapte a los cambios de la era digital?

¿Cómo establecer una infraestructura de TI que se adapte a los cambios de la era digital?

Para la mayoría de líderes empresariales, contar con una pronta disponibilidad de información es determinante para el éxito del negocio, es por eso que tener una arquitectura híbrida que considere SaaS, PaaS e IaaS supone un ahorro en costos y mejores resultados para los negocios. Pero no solo llega hasta ahí, sino que se debe conocer en detalle, lo que implica contar con esta infraestructura de TI que pueda abrir el camino a la era digital de la empresa.

De acuerdo a la “Encuesta del Programa CIO de Gartner para 2018”, las áreas de TI de las empresas, presentan cada vez mayor enfoque en los resultados estratégicos de negocio en lugar de la entrega de proyectos TI. Aprovechar esto, exige cambios tanto en las funciones para el director de sistemas de información (CIO) como la implementación de servicios de TI que se ajusten a las necesidades de las empresas.

Según un estudio dirigido por la consultora KRC Research a más de 1,100 líderes empresariales de todos los departamentos de las compañías participantes, se determinó que el 92% reconoce que la pronta disponibilidad de datos es determinante en el éxito de cualquier negocio.

Debido a esta alta valoración, configurar una infraestructura de TI que encaje en los planes de negocio, crecimiento y expansión de las organizaciones resulta clave. Sin embargo, existen algunos requisitos básicos que se aplican para todas las empresas: PC’s, fuentes de alimentación, puntos inalámbricos, impresoras, escáneres, copiadoras o una multifuncional, y servidores para poder alojar información en la nube.

“Para la mayoría de las empresas, contar con un software dedicado exclusivamente a gestionar toda o parte de la infraestructura es común, pero lo mejor es tener una arquitectura híbrida y combinar distintas herramientas para generar ahorro en costos. Implementar un sistema TI básico requiere de presupuesto y asegurarse de que el espacio de oficinas previsto sea funcional para el equipo de trabajo, además de contar con los dispositivos que necesitan”, explicó Crispín Velez, Leader Digital Transformation de Ricoh IT Services Latin America.

De acuerdo a Vélez, externalizar algunos o todos los sistemas TI en forma de software puede ser una buena decisión. Una vez implementado un sistema TI en el lugar de trabajo, será posible realizar combinaciones de:

  • Software como servicio (SaaS): Muchas empresas están ya familiarizadas con SaaS, de tal manera que se espera que abarque el 60% de todo el gasto de Cloud pública en 2020. Suele estar relacionado con los sistemas de correo electrónico y colaboración, gestión de relaciones con los clientes y gestión de beneficios, asimismo, para evitar la lentitud de la red, se recomienda invertir el 20% del costo del servidor en equipos de red.
  • Plataforma como Servicio (PaaS): En este caso, un vendedor proporciona una plataforma en la que se puede desarrollar el software, encargándose a su vez de su sistema operativo, el hardware y el software del servidor, y la infraestructura de red. PaaS permite a las compañías crear nuevos productos sin hacer una inversión en bienes de capitales (CAPEX) en hardware y redes adicionales hasta que esté listo para implementarlos a gran escala.
  • Infraestructura como Servicio (IaaS): Ofrece un servicio bajo demanda a través de servidores en la nube, almacenamiento, redes y sistemas operativos. Es una excelente opción cuando se necesita capacidad adicional y flexibilidad en el desarrollo. Si un negocio está creciendo rápidamente y no está seguro de la capacidad futura, IaaS permite escalar poco a poco, sin necesidad de adquirir más equipo hasta que obtenga un mejor manejo de sus necesidades.

Comments

comments

Google+ Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*