(no title)

(no title)

Con la realización de este nuevo proyecto a cargo de Atlas,se producirá energía limpia, para atender a más de 350 mil hogares de Juazeiro II, en Brazil, y evitará emisiones de C02. Además, ABB proveerá un sistema en el que convergen las tecnologías más actuales, para el control de supervisión de las emisiones de CO2.

La nueva subestación de 230 kilovoltios (kV) y bahía de conexión en Juazeiro II, ubicada al noreste de Brasil, entregará energía desde una planta de poder fotovoltaica de 156 MW, actualmente en desarrollo.

El proyecto solar Juazeiro es propiedad, y se encuentra operado, por las firma Actis, basada en Reino Unido, y su brazo de energía renovable en América Latina, Atlas Renewable Energy.

Una vez esté operativo el proyecto, la subestación será capaz de producir suficiente energía limpia para proveer a más de 350 mil hogares, evitando emisiones de CO2 hasta por 1.5 millones de toneladas provocadas por la generación convencional, esto a través de los más de 1,500 MW de activos fotovoltáicos en operación, construcción y desarrollo que actualmente tiene Atlas a su cargo.

Para llevar a cabo el trabajo, ABB dispondrá de dispositivo electrónicos inteligentes y control, que los incorporará a la subestación de Juazeiro, además proveerá un sistema de control de supervisión y adquisición de data (SCADA) y lo último en unidades de fusión SAM600 en el patio de maniobras, todo de acuerdo al estándar de comunicaciones abiertas IEC61850.

Los cables de cobre serán reemplazados por cables digitales de fibra óptica. La subestación digital estará equipada con tecnología ABB Ability que ampliará la capacidad de control y confiabilidad, a la vez que optimizará los costos.

Una subestación trabaja como el corazón de una red de energía, transmitiendo y distribuyendo electricidad a locaciones distantes, lo que hace que la seguridad, eficiencia y confiabilidad sean esenciales. Además requiere mucho menos espacio, e incrementa la seguridad del personal pues la supervisión con equipos digitales reduce la necesidad de intervenciones manuales y elimina la posibilidad de peligrosos shocks eléctricos en el cuarto de control.

En 2017, ABB completó una actualización de un proyecto similar en una subestación de New York, donde tecnologías digitales fueron aplicadas al sistema de provisión de energía de cientos de miles de clientes en Manhattan.

Comments

comments

Google+ Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*