• Ene 18, 2022

Las empresas modernas valoran la seguridad en la nube

Por:
Pablo Massis, Country Manager de Soluciones Orión

Para algunas empresas que están pensando en mudarse a las plataformas basadas en el cloud computing, la seguridad de los servicios es un tema a tener en cuenta. Muchas de ellas piensan que la accesibilidad desde cualquier dispositivo disminuye las barreras de seguridad que resguardan los datos de las empresas y desisten de este modelo, perdiéndose todas las ventajas que ya se conocen.

Hoy en día, una gran cantidad de empresas ya ha optado por migrar parte o toda su información a la nube, convencidos de los beneficios y menor costo que representa este sistema. En efecto, expertos estiman que en los próximos años, más del 60% de las empresas a nivel mundial usará el cloud computing.

Estas importantes cifras no serían tales si el modelo no contara con la garantía de resguardo de la información. Una muestra de la confianza que entregan los sistemas de seguridad es el avance hacia la nube no sólo a instituciones privadas, sino también hacia organizaciones públicas y gubernamentales de todo el mundo.

Tal como la experiencia lo demuestra, los beneficios de cambiar a un sistema basado en la nube son altísimos, tanto para el mundo corporativo como para el sector público. Por ejemplo, al migrar a una plataforma basada en servicios en cloud computing, la popular ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos, calculó un ahorro de cinco millones de dólares en los primeros tres años de servicio.

Los Angeles comenzó la migración (valorada en cerca de US$ 7,2 millones) de sus plataformas colaborativas y de correos a la nube a fines de 2009, siendo todo un éxito hasta ahora, acercando a más de 34 mil trabajadores de la ciudad a los servicios de correo y aplicaciones de Google Apps. Esta versión de la suite cumple con características particulares, como que la información sólo se maneja dentro del país, por ejemplo. Así, como Los Angeles, hay otros casos dentro del gobierno estadounidense, como la ciudad de Orlando, el distrito de Columbia y el Estado de Wyoming.

Asimismo, organismos que requieren de altísima seguridad ya han migrado su plataforma a un sistema en la nube. La NASA, por ejemplo, ha señalado utilizar servicios de Amazon Web Services para diferentes proyectos, ya que sólo de esta forma pueden obtener la flexibilidad y escalabilidad que requieren. Uno de los principales objetivos que busca la NASA al utilizar la nube en sus proyectos, es ser capaces de procesar todas las imágenes en pocas horas y contar, por supuesto, con el resguardo que estas necesitan.

Los principales beneficios de migrar a la nube radican en la posibilidad de contratar servicios on-demand en lugar de invertir en infraestructura, una escalabilidad infinita, niveles de seguridad y disponibilidad mucho mayores a las de un sistema tradicional y alta velocidad de despliegue.

Google Apps, por ejemplo, ofrece servicios en la nube de forma fiable debido a su experiencia con el funcionamiento de su negocio. Los controles de seguridad que aíslan los datos durante el procesamiento de la nube se desarrollan junto con la tecnología de la base desde un principio. La seguridad, es por tanto, un componente clave de cada uno de los elementos que construyen la plataforma en la nube. Además, existen distintos grados de seguridad para que cada paso esté cubierto: seguridad de la información, seguridad física y seguridad operativa.

Parece ser que hasta ahora la mayor de las limitantes es el desconocimiento de las ventajas y cierta desconfianza relativa a la seguridad de los datos e información que puede ser considerada confidencial. Sin embargo, los expertos aseveran que esta idea se está eliminando con los modelos privados que, por su naturaleza, deben ser altamente efectivos. De esta manera, se espera que se avance hacia la migración a todo tipo de organización, sea ésta pública o privada, sin temor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *