• Jul 4, 2022

CSI Leasing optimiza la gestión de la plataforma de tecnología en las empresas

La corrupción administrativa, los conflictos de interés y los múltiples fraudes, han propiciado el desarrollo de una nueva legislación internacional que busca frenar este tipo de delitos. Tanto para la banca como para las empresas, se fijaron normas estrictas que regulan las funciones financieras contables y de auditoría y que penalizan de forma severa el crimen corporativo. Es el caso de la ley Sarbanes-Oxley, que rige para empresas multinacionales que cotizan en la bolsa de valores de Nueva York y para bancos con corresponsalía en Estados Unidos, la cual, entre otras disposiciones, exige a las empresas una infraestructura tecnológica segura y actualizada que permita resguardar la calidad, confiabilidad, transparencia y oportunidad de la información financiera, la protección de los activos, la propiedad y la gestión de la alta gerencia.
Estas disposiciones han impulsado a las empresas a implementar políticas de gestión de plataforma de tecnología, sustentadas en normas como COBiT (Objetivos de control para la información y la tecnología relacionada) e ITIL (Information Tecnology Infraestucture Library) que responden a esta necesidad de asegurar la información y administrar los riesgos asociados a TI.
Uno de los aliados en el cumplimiento de estas normas es el Renting o Leasing Operativo, que provee una plataforma actualizada y segura para garantizar que la TI de la empresa cumpla con los estándares impuestos por la legislación internacional y sirva de base a los objetivos del negocio. “El arrendamiento operativo de CSI permite a las empresas administrar mejor sus recursos tecnológicos y financieros para mantener una plataforma de IT protegida y renovada de forma permanente, lo que asegura el cumplimiento de las disposiciones que rigen por la normativa actual, además de mejorar la gobernabilidad de la plataforma”, comentó Juan Manuel Raffo, Gerente General de CSI Renting Perú.

“Por ejemplo, es usual que las empresas renueven sus equipos al fin de su vida útil contable, lo que se convierte en un riesgo para el área de TI, ya que básicamente es un producto obsoleto desde el punto de vista tecnológico y si la empresa lo continua utilizando debe plasmarlo en sus informes, como lo exige la ley, lo cual desmejora su posición”, agregó.

Otra de las ventajas del Arrendamiento Operativo de CSI Leasing, para el cumplimiento de las normas internacionales, es que ofrece al final del contrato el borrado de la información o disco duro de forma segura y certificada, cumpliendo con la normativa medioambiental, si la empresa lo demanda. Asimismo, si la entidad requiere mantener la información por una cierta cantidad de años, CSI ofrece soluciones de arriendo flexibles admitiendo prórrogas, renovaciones tecnológicas antes de fin de contrato y facilidades durante los periodos de migración de datos si la plataforma debe ser renovada o actualizada. Además, CSI posee la herramienta My CSI, que permite al cliente revisar a través de la Web toda la información de su plataforma arrendada, lo que cerciora el control de la antigüedad, localización y contrato vigente de cada uno de sus equipos.

Si bien normativas internacionales como Ley Sarbanes-Oxley y Basilea II son una obligación para las ciertas empresas, es altamente recomendable que cualquier empresa corporativa asuma estas buenas prácticas, que le permitan mantener una plataforma de TI acorde con los estándares internacionales.
“CSI Leasing ofrece arrendamiento de equipos a todas a las empresas que requieran optimizar su gestión, de acuerdo a estándares internacionales. Incorporar estas buenas prácticas maximiza el uso de los recursos de TI, lo que facilita que la empresa aproveche al máximo su información, aumentando los beneficios, capitalizando las oportunidades y ganando ventajas competitivas”, destacó Raffo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.