Future of Connectedness: Conectando a los consumidores

Loading

Por: Diego Valer, Gerente de Programa de Dispositivos Móviles, IDC América Latina

La tecnología y conectividad provocan importantes cambios en la forma como los usuarios finales consumen productos e interactúan. Los consumidores, cada vez más conscientes, buscan servicios personalizados y una conexión profunda con las empresas. Por ello, IDC considera que las organizaciones deben repensar la manera de interrelacionarse con sus clientes basándose en ocho elementos primarios para generar experiencias únicas.

Desde esta perspectiva, definimos el Futuro de la Conectividad como el movimiento oportuno de datos entre personas, cosas, aplicaciones y procesos para crear experiencias digitales perfectas, respaldadas por una conectividad ubicua, confiable y sólida, ocasionando que sea una prioridad de inversión para las empresas. Durante la próxima década, la conectividad será mucho más visible para los clientes, lo que permitirá nuevas experiencias que transformarán vidas.

La tecnología está provocando cambios disruptivos tanto en la forma en que los consumidores viven como en la manera en que las empresas de tecnología, desde proveedores de hardware, desarrolladores de software y proveedores de servicios, desarrollan sus futuras ofertas.

Un nuevo enfoque

IDC estima que las empresas deben redefinir su misión para ser más relevantes para el individuo, lo que requerirá esfuerzos de desarrollo masivo en todas las empresas e industrias y, eventualmente, habilitará ecosistemas más dinámicos donde todos los actores puedan encontrar el éxito. Este nuevo enfoque requerirá repensar los modelos operativos actuales. Para ello, utiliza un modelo propio llamado el IDC Future Consumer basado en ocho elementos primarios de la vida de un consumidor y las interacciones de éste con las distintas tecnologías que viven en esos elementos.

De acuerdo con este modelo, el hogar será el centro versátil de todo. Durante la pandemia, los consumidores se vieron obligados a quedarse en casa, llegando a tener una nueva visión más detallada de sus experiencias. Sus hogares se convirtieron en el centro donde hacen todo: trabajar, jugar, aprender, hacer ejercicio y mucho más.

Además, tenían mucho tiempo libre y se vieron obligados a usar la tecnología, comprometiéndose profundamente. El tiempo dedicado al entretenimiento aumentó en un 30% de acuerdo con datos de IDC, desde antes hasta el pico de la pandemia. Los consumidores aumentaron su compromiso con las redes sociales y el entretenimiento en línea. Jugaron y publicaron con más frecuencia. Algunos incluso descubrieron que podían ganar dinero con nuevos emprendimientos.

En un futuro cercano, se espera que las empresas, al tener cada vez más información sobre preferencias de los clientes con su huella digital, podrán innovar con nuevos modelos de precios como suscripciones inteligentes o consumos de publicidad conectada con ofertas. Incluso pueden incursionar en nuevos modelos de distribución directos al consumidor (publicidad a un dispositivo específico, como Smart Watch, Smartphones, etc.), cuando los consumidores se encuentren en sus instalaciones. Finalmente garantizar la privacidad, transparencia y seguridad de la información que administra es algo fundamental que no debe dejarse de lado por el segmento corporativo.

Mantente conectado a nuestra revista Channel News Perú, haciendo clic aquí y suscribiéndote a nuestro newsletter para contenido de valor diario.

Notas Relacionadas