Dispositivos de computación personales. Soluciones y productos para edificios y ciudades inteligentes

Loading

Luis Guembes Saba
Arquitecto de Soluciones TICS

Los dispositivos de mayor uso en la computación personal no son los que nos imaginamos tradicionalmente. El dispositivo computacional de mayor uso se ha convertido en un contenedor de muchos otros dispositivos: teléfono, videoteléfono, terminal de mensajería, terminal de correo electrónico, navegador, huésped de millones y millones de aplicaciones, agenda, calendario, bloc de notas y grabadora de notas, cámara fotográfica, cámara de vídeo, GPS, tablero de zonas horarias, despertador, reloj, manejador de tareas, herramienta ofimática general, visor de realidad virtual y realidad asistida, el monitor de salud más completo del que se tenga conocimiento, sistema de alertas por fenómenos naturales, sistema de comunicaciones de emergencia, sistema para el seguimiento de pandemias, ventana hacia todas las redes sociales, ventana hacia todas las ofertas educativas, ventana hacia todos los servicios públicos y de Gobierno… este párrafo podría continuar por varias páginas, pero vamos a dejarlo aquí por el momento, no sin antes agregar que el teléfono móvil es tan importante hoy que los demás dispositivos a los que nos referiremos en esta nota realizan solo algunas funciones que los teléfonos tienen ya incorporados.

A estas alturas, y más temprano que tarde, reiteramos nuestro consejo permanente al Canal Integrador: en la medida que puedan transferir mayores recursos y oportunidades hacia los servicios, estarán asegurando con mayor éxito su supervivencia en un mundo cada vez más desafiante y competitivo.

Dispositivos de computación personal

Ya es tiempo de hacer una distinción importante que suele pasar desapercibida y , sin embargo, está a la vista de todo el mundo: ¿Podemos seguir usando indistintamente el concepto de computadora que tenemos en la cabeza desde hace 40 años o más, y aplicarlo solamente a los dispositivos que nos recuerdan a las primeras computadoras personales o portátiles?

La respuesta implícita es no. Si profundizamos un poco más en este punto, vamos a darnos cuenta rápidamente de que las computadoras se encogieron y metieron en todos los dispositivos que nos podamos imaginar, haciendo prácticamente lo mismo que hacían las primeras computadoras, pero usando una millonésima del tiempo y la energía que sus antepasados de escritorio, las antiguas y respetables computadoras personales.

En ese sentido y hablando estrictamente, un dispositivo de computación personal puede ser cualquier cosa que lleve dentro una computadora, aunque por fuera parezca solo un termómetro. Ampliando el concepto un poco más hacia la definición utilitaria de computadora, nos quedamos igualmente desbalanceados y encontramos que el uso de los dispositivos de computación personal también ha evolucionado, pasando de ser elementos de consumo de la información a elementos de transformación de la información, y finalmente elementos de producción de la información. Usamos el término información en su sentido más amplio, incluyendo cualquier forma electrónica de registro, por ejemplo audio y vídeo, no solamente en números y letras en archivos o bases de datos.

Los dispositivos de computación personal han evolucionado también para interactuar entre ellos, quedando claro que la utilidad de unos y otros dispositivos se multiplica notablemente si es que están conectados y además pueden interactuar con otros dispositivos. Solo por citar un ejemplo y no distraernos mucho en él, el sistema operativo Windows 11 permite integrar teléfonos basados en Android o iOS sin ningún problema, ofrece entre otras cosas acceder al contenido de los dispositivos y agregarlos a las librerías de fotografías y vídeos, pero también a contactos, calendarios, correo electrónico, redes sociales, etcétera.

Esas características hacen especialmente atractivo el escenario de los televisores inteligentes y los proyectores, los que, no es para sorprenderse, también ofrecen formas de conectarse con toda clase de dispositivos de computación personal. Es cierto que la oferta se encuentra un poco sesgada hacia el área de entretenimiento y hacia las computadoras personales, sean o no portátiles, sin embargo, las tecnologías de casting se encuentran presentes en la mayoría de los productos modernos de este rubro.

Tipos de computadoras - Tecnología + Informática

Si bien es cierto que la percepción general es que estos dispositivos conforman la parte de entretenimiento del hogar, hay que señalar que la percepción es equivocada, debido a que en muchos casos el televisor inteligente o el proyector inteligente se usan también para otros fines, como por ejemplo la educación a distancia y el teletrabajo, donde aportan un medio de conectividad sencillo y fácil de usar, además de una economía notable frente a las soluciones empresariales y propietarias, las que, dicho sea de paso, han volteado a estas tecnologías como una forma de evitar perder la cuota de mercado.

El enorme incremento en la adopción de la computadora portátil como la computadora principal en muchísimos modelos de trabajo, trajo consigo la creciente necesidad de contar con un segundo monitor para poder desempeñar mejor funciones complejas para las que resultaría incómoda una pantalla relativamente pequeña, o incluso una pantalla de 15.6”, una medida un poco extraña en las máquinas de trabajo. El monitor secundario tiene como finalidad facilitar el trabajo con contenidos complejos, no necesariamente gráficos, sino por ejemplo, al comparar lado a lado 2 hojas de cálculo. El formato por razones bastante obvias es mucho mayor que la pantalla de la laptop a la que se conectan, siendo el tamaño más popular y a la vez el más económico 32” de diagonal y relación de aspecto 16:9 (formato ancho), dejando los formatos ultra anchos y curvos para los segmentos con mayor poder adquisitivo, sin olvidar los televisores inteligentes o no que se pueden utilizar para el mismo fin en los sectores con menor capacidad adquisitiva.

Destacan notablemente en este rubro las computadoras y también los monitores para juegos, los que se diferenciaban hasta hace poco tiempo por tener frecuencias de refresco superiores a los 60 Hertz. Como nota graciosa, tengo un celular de última generación cuyo refresco de pantalla es 120 Hertz, pero los monitores de juegos superan ampliamente estas frecuencias. Cabe anotar que muchos televisores están incorporando masivamente procesadores de imágenes de altísima potencia, que llevan las frecuencias de refresco de los televisores arriba de los 240 Hertz, pudiendo competir en ciertos segmentos de mercado como una alternativa interesante muy apropiada para usarse con consolas de videojuegos, así como con computadoras para juegos muy sofisticadas. Contraintuitivamente, cada vez resulta más difícil, si no imposible, encontrar un televisor que no sea inteligente, o visto como una complejidad innecesaria por la mayoría de jugadores, excepto en el caso de que compartan este tipo de pantallas con el centro de entretenimiento de la familia promedio, es decir, la sala de estar.

En el caso particular de los escáneres de uso domiciliario, si bien es cierto que no han desaparecido por completo del mercado, es irrefutable que han sido duramente golpeados por la aparición y popularidad de las impresoras multifuncionales, las que, salvo el caso de usos muy particulares, reemplazan con ventaja económica a las copiadoras de oficina, a las impresoras de oficina y a los escáneres de oficina. Los usos profesionales de estos productos tienen como parámetros fundamentales, el volumen y la velocidad de producción, por lo que no han perdido tracción en el mercado profesional y, por el contrario, han sustituido en algunos casos a procesos tradicionales de producción gráfica.

La tendencia global a digitalizarlo todo hace del escáner profesional una herramienta fundamentalmente institucional, difícilmente justificable en una mediana o pequeña empresa, y por supuesto mucho menos en el caso del uso en el hogar.

Dispositivos de computación personal y IoT: desarrollo, innovación y  demanda en crecimiento - CHANNEL NEWS PERU

¿Y dónde está el negocio? Para todos los dispositivos de computación personal y accesorios que no son de uso estrictamente profesional, incluyendo los wearables, existe muy poca oportunidad de negocio que puedan explotar los integradores. Esto se debe a que los modelos de distribución de estos productos se encuentran hoy más cerca de la electrónica de consumo que del uso profesional, lo que significa que la mayoría de las ventas significativas de estos productos se realizan a través de las cadenas minoristas, incluyendo las tiendas por departamentos y las ventas que hacen electrónicamente las propias marcas bajo el nombre de “tiendas oficiales”.

En este caso en particular, la única forma de integrar estos productos en un proyecto es que formen parte integral de él, pero siempre hay que tener en cuenta que hoy en día se han convertido en commodities, es decir, que son comparables en cierta forma a las materias primas y tienen en común con ellas el hecho de que es muy difícil agregarles valor, y , por lo tanto, crear un precio diferencial que mejore la rentabilidad de los negocios.

En el caso particular de los dispositivos súper especializados, dentro de los que se cuentan los equipos para juegos por su sofisticación y complejidad, siempre existe la posibilidad de especializarse en ellos y apuntar a convertirse en un centro autorizado de servicios, lo que, reiteramos una vez más, es la alternativa más inteligente que puede tener el Canal Integrador para mantener negocios sanos en este rubro.

Si el integrador actúa inteligentemente, ayuda al cliente a resolver sus problemáticas y además lo acompaña como un socio y consejero tecnológico, puede apuntar a una relación de negocios de largo plazo con una rentabilidad recurrente explicada principalmente por el soporte técnico y los consumibles que pueda suministrar al cliente.

La actividad complementaria ideal para este tipo de soluciones es que el integrador adopte y ofrezca un servicio directamente asociado con la solución. Por ejemplo, si vendo una solución de adquisición rápida de imágenes, puedo preguntar inteligentemente dónde se almacenarán estas imágenes y proponerle a mi cliente una solución de almacenamiento de alta velocidad para imágenes. Si mi cliente necesita procesar estas imágenes involucrando a diferentes profesionales internos y externos a su organización, puedo proponerle colateralmente un portal de colaboración donde pueda tener un espacio seguro y controlado para realizar estas funciones, y así sucesivamente.

Soluciones y productos de infraestructura para edificios y ciudades inteligentes

Este es un tema particularmente amplio y en la práctica representa una enorme oportunidad de integración y cooperación, teniendo en cuenta que muchos Canales están hiperespecializados en uno o más aspectos que se requieren para este tipo de proyectos, siendo muy pocos los Canales que realmente tienen una capacidad de ejecución probada para afrontarlos solos.

La palabra clave en este tipo de oportunidades es: “Consorcio”.

Los proyectos de ciudades inteligentes están, en nuestro caso, directamente relacionados con los municipios metropolitanos, comprenden un conjunto de iniciativas que no necesariamente están orquestadas o son interdependientes, abarcan aspectos tan diversos como iluminación y riego automático de jardines, semaforización inteligente para el control del tráfico vehicular. La más popular de todas sin duda es la seguridad ciudadana y las menos populares de todas son las aplicaciones que detectan el parqueo ilícito y envían a la grúa inmediatamente.

Detrás de esos proyectos existen soluciones colaterales que son virtualmente invisibles para el ciudadano o el prestador de servicio, por ejemplo, las tecnologías de red WAN de corto alcance (LoRa WAN), 10GPON, Carrier Class Mesh, servicios públicos de acceso inalámbrico, servicios de red pública tradicional, redes privadas de fibra óptica y una enorme lista de soluciones formadas por, entre otras cosas, sensores, cámaras, centros de control, troncalización de radio, sistemas de integración entre el municipio y otras entidades como la policía, señalética electrónica pública, alarmas contra incendios, inundaciones, sismos, intrusión, sistemas de convergencia analítica, sistemas de correlación de eventos, analítica compleja aplicada a la información recolectada por la videovigilancia, sistemas de reacción automática ante eventos críticos, y así hasta el infinito.

Las “Ciudades Inteligentes” (Smart City), el salto hacia el futuro…

Las oportunidades de desarrollar proyectos de ciudades inteligentes permiten la participación de un gran número de integradores, mayoristas y fabricantes. Son proyectos de largo aliento, mucha planificación y mucho detalle de integración, por lo que las empresas que participan en ellos deben tener la espalda financiera suficiente para enfrentar el desgaste de la preventa, donde se realizan normalmente visitas de sitio, revisión de planos, especificaciones técnicas, y fruto de ello se produce el dimensionamiento de los equipos, las condiciones de contorno que requieren los equipos para funcionar, las condiciones de red que requieren los equipos para poder interactuar con otras soluciones, los costos sino a la persona del servicio de instalación, configuración, puesta en marcha y soporte técnico de la operación, etc.

A lo anterior hay que sumarle el hecho evidente de que en estos momentos las predicciones logísticas cambian de un día para otro, es decir, hay problemas tanto en la entrega de productos en las fábricas como para transportar los productos terminados hasta los centros de distribución, y de ahí hasta los centros de exportación. Por causa de la pandemia y los rebrotes, muchos puertos y fábricas se encuentran cerrados, los operadores logísticos tienen problemas de volumen de carga y las aduanas han estado trabajando por largos periodos con severas restricciones de personal y capacidad de procesamiento. Considerando estas circunstancias, no es prudente ni aconsejable dedicarse por completo a este tipo de proyectos, sobre todo si se es un integrador mediano o pequeño, directamente afectado por la dilatación del tiempo promedio del cierre de negocios.

Finalmente, excepto los proyectos financiados por algunas pocas entidades internacionales, la mayoría de proyectos son financiados con fondos públicos, es decir que los procesos administrativos siguen el curso de las licitaciones públicas, los tiempos de las etapas son bastante largos, normalmente pasan años entre el estudio del mercado inicial, las variaciones del proyecto y el momento en que se llegan a unas bases publicables, con lo que reiteramos se trata de oportunidades sumamente interesantes y atractivas, pero de muy largo aliento.

Mantente conectado a nuestra revista Channel News Perú, haciendo clic aquí y suscribiéndote a nuestro newsletter para contenido de valor diario.

Notas Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *