Crecen inversiones en inteligencia artificial generativa para impulsar la productividad empresarial

Loading

El 55 por ciento de las organizaciones en el mundo están probando pilotos o produciendo modelos de Inteligencia Artificial Generativa (IAG) y 6 de cada diez se encuentran en fase de aprendizaje de esta tecnología. A su vez, el 78 por ciento considera que sus beneficios son mayores a los riesgos, pues es innegable el aumento en la productividad laboral que puede generar, lo cual McKinsey & Company estima en beneficios económicos del orden de 6.1 billones a 7.9 billones de dólares anuales en el mundo.

Si bien esta tecnología se hizo popular hace apenas un año con el lanzamiento de Chat GPT, de Open AI, grandes empresas ya han generado herramientas para cubrir los requerimientos de las compañías interesadas en incorporar IAG en diversas áreas.

“Aunque la popularización de la inteligencia artificial generativa es muy reciente y el mercado se agitó, nuestra experiencia en IA nos permitió actuar rápidamente para desarrollar e implementar la tecnología internamente y en nuestros clientes”, aseguró Marco Stefanini, CEO de Stefanini Group.

“Hemos estado trabajando con Inteligencia Artificial durante más de 12 años a través de nuestra empresa Woopi, que creó la asistente virtual inteligente Sophie”, continúa Stefanini, la cual tiene la capacidad para comprender y usar lenguaje humano, puede realizar análisis semántico, identificar sentimientos, recuperar y agrupar información, además tiene aplicaciones habilitadas por voz, lo cual convierte a esta herramienta en algo mucho más sofisticado que un chat bot.

Cabe señalar que según la consultora global Gartner, la inversión en inteligencia artificial generativa llega ya al 30 por ciento del presupuesto promedio destinado por las organizaciones. En este sentido, la empresa tiene planeado destinar al desarrollo de nuevos productos y servicios con IAG, un porcentaje de los 200 millones de dólares (1 billón de reales) que planea invertir en fusiones y adquisiciones en los próximos tres años.

El potencial económico de la AIG

Las herramientas de Inteligencia Artificial Generativa (IAG) han tenido un impacto significativo para las organizaciones en innovación, resolución de problemas, experiencia del usuario y los propios esquemas de trabajo, además, de acuerdo con el estudio “El potencial económico de la IA generativa” elaborado por McKinsey & Company, esta tecnología puede abordar retos empresariales de forma que produzca uno o más resultados cuantificables. Algunos ejemplos son la capacidad de la IAG en interacciones con los clientes, generar contenidos creativos para marketing y ventas y redactar código informático basado en lenguaje natural, entre otras tareas”. En estos casos de uso analizados, se puede calcular que esta tecnología es capaz de agregar entre 2.6 billones y 4.4 billones de dólares de valor.

Para el año 2026, Gartner prevé que más del 80 por ciento de organizaciones ya estén usando o desplegando aplicaciones de IAG. Esto representa un aumento muy significativo en comparación con otra encuesta de la misma consultora realizada en marzo y abril de 2023, en la que solo el 15 por ciento de los encuestados estaba probando la IA generativa y el 4 por ciento la tenía en producción.

Para cubrir los requerimientos de las empresas, Stefanini cuenta con una biblioteca con más de mil herramientas de inteligencia artificial capaz de satisfacer la más amplia demanda imaginable para apoyar a los equipos internos en el desarrollo de soluciones de banca, ciberseguridad, ciencia de datos, lugar de trabajo digital (Digital Workplace), manufactura, marketing digital y ventas, entre otros.

El sistema de Inteligencia Artificial de la firma (SAI) cuenta con tecnología patentada que permite aumentar la productividad y eficiencia de las organizaciones, y a su vez mantener segura la información. De igual forma, es posible lograr una automatización inteligente que incluya vehículos autónomos para mapeo ambiental y gestión de inventarios, fábricas, líneas de fabricación inteligentes y automatización de procesos.

La IAG de este grupo tecnológico ofrece a diversos dispositivos la capacidad de ver y comprender el mundo que les rodea, por ejemplo, reforzando la seguridad mediante imágenes de video, analizando imágenes satelitales, detectando fallas en equipos o creando un sistema de navegación para vehículos autónomos.

Por último, también ofrece soluciones en ciencia de datos, a través de modelos de aprendizaje automático personalizados y prediseñados para búsqueda de patrones y predicciones, así como herramientas y servicios de visualización de datos.

“Es importante hacer un cambio de juego en la experiencia del usuario, y la Inteligencia Artificial Generativa permite aprovechar las innovaciones recientes para continuar con la evolución de los procesos que conducen a una empresa a ser más eficiente, productiva en un menor tiempo, siempre de manera segura”, concluyó Marco Stefanini.

Les estaremos informando con mucho más detalle, en el marco del informe especial: “Soluciones de infraestructura de Data centers y edge computing, componentes activos (UPS, AAC, generadores, tableros eléctricos, PDU) y pasivos (cables, gabinetes, pisos, accesorios, conectores) seguridad (perimétrica y de data) y controles (cámaras, extinguidores de gas, tableros de acceso). Buenas prácticas ambientales”, que estamos preparando para nuestra edición 208 y publicaremos en el mes de noviembre.

Mantente conectado a nuestra revista Channel News Perú, haciendo clic aquí y suscribiéndote a nuestro newsletter para contenido de valor diario.

Notas Relacionadas