¿Qué fue de las mejores prácticas en tecnología de la información?

Loading

En ese sentido, se hace mucho énfasis en la renovación, adquisición y utilización de la tecnología orientándola a satisfacer las necesidades de las organizaciones. Obviamente la tecnología debe aportar valor al negocio, es decir; que de alguna u otra manera la inversión que se realiza en tecnología debe ayudar a que el negocio cumpla sus planes, estrategias y objetivos definidos dentro de la organización.

Por esto es muy importante entender, que cualquier acción de inversión en TI que tomemos dentro de las empresas “no debe estar basada en Tecnología por Tecnología”, “sino más bien en Tecnología por Negocio”.

Sin embargo, existe todavía algunos temas que no están muy claros por quienes somos los responsables directos en términos de Tecnología de la Información, ósea nosotros; quienes participamos directamente en este mundo tecnológico y quienes decidimos ingresar a este mundo profesionalmente hablando.

Las Mejores Prácticas en TI

Desde hace bastante tiempo, existen los términos definidos como “Mejores Prácticas” o en ingles más conocidos como “Best Practices” y sobre todo, son palabras que usamos en el día a día; y que muchas veces se quedan solo en eso; en palabras, mas no los llevamos a acciones y hechos concretos.

¿Qué son las Mejores Prácticas en TI? Se entiende las Mejores Prácticas como “la forma aceptada de hacer algo que funcione”. Estas prácticas no garantizan el éxito, pero aumentan las probabilidades de que acabe bien. Las Mejores Prácticas son el conocimiento de expertos, las experiencias exitosas de quienes lo han hecho antes, y además lo han documentado.

Actualmente, tenemos presente las “Mejores Prácticas” para la Gestión de Proyectos de TI basadas en el PMBOK del PMI, así como también para la Gestión de Servicios de TI basados en ITIL y para la Gestión de Auditoria en TI basada en COBIT. Sin duda, estas son “prácticas” que nos pueden ayudar definitivamente a alinearnos de acuerdo a las necesidades y requerimientos del Negocio.

Pero muchas veces no tenemos claro, como utilizarlos o por lo menos sabemos que existen, sabemos que nos traen beneficios implícitos y explícitos para nuestras organizaciones, pero sin embargo en la práctica; es decir en el día a día, simplemente las obviamos o dejamos de lado.

Por ejemplo, las Organizaciones de TI están alineando sus procesos internos basados en las “Mejores Prácticas” de ITIL, sin embargo estos proyectos no se llevan de la mano con esquemas de Prácticas de Gestión de Proyectos basados en el PMBOK.

Otro ejemplo; que se percibe claramente dentro de las Empresas, es cuando la Organización de TI de la empresa entiende que tiene Procesos de Incidentes y Problemas debidamente formalizados, alineados a las “Mejores Prácticas” en ITIL, sin embargo estas no exigen a sus proveedores de Soporte Técnico que también demuestren tangiblemente que brindan sus servicios tercerizados basados en ITIL.

Por otro lado, existen también organizaciones que tienen procesos internos en TI pero que no definen un tema muy importante; que es la forma de controlarlos y revisarlos periódicamente basados en COBIT, porque si no hay control entonces no hay forma de medirlos, y si no podemos medirlos, entonces no podemos saber cómo estamos y por ende no podemos mejorarlos.

La realidad muchas veces demuestra que no tenemos tiempo para hacer bien las cosas basadas en las “Mejores Prácticas de TI”, pero siempre tenemos tiempo para remediar las cosas que hicimos mal o mejor dicho: que no lo hicimos como debe hacerse.

Paso seguro: El mejor diseño, es el diseño más simple!

No es difícil aplicar estas “Mejores Prácticas”, existe un concepto práctico conocido como “Keep it simple”; es decir, “Hazlo simple”. Ya existen estas prácticas, y debemos de aprovechar ese conocimiento experto y globalizado e implementar las prácticas de acuerdo a nuestras necesidades y negocios. Si necesitas ayuda especializada para implementar estas prácticas en tu organización, entonces contacta los servicios de consultoría de empresas especializadas en estos temas, como Ingenium Perú.

Es necesario dejar claro y entender, que no todo es “Tecnología por Tecnología”, sino más bien es “Tecnología por Negocio”. Por lo que trabajar el día a día basándonos en las “Mejores Prácticas” nos llevara a aportar valor tangible dentro de nuestras empresas y para nuestros clientes, ya que nos encontramos en escenarios globalizados altamente competitivos desde todo punto de vista.

Notas Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *